Josma

Normativa que Regula la Formación Programada por las Empresas: Guía Completa 2023

normativa que regula la formación programada por las empresas
Spread the love

¡Hola! Soy Josma, tu consultor SEO de confianza. Hoy quiero hablarte sobre un tema muy importante para cualquier empresa que esté pensando en invertir en la formación de sus empleados: la normativa que regula la formación programada por las empresas.

Sí, lo sé, el tema puede sonar un poco denso, pero créeme, es crucial conocer las regulaciones para maximizar el beneficio de los programas de formación y, sobre todo, evitar problemas legales. Así que, sin más preámbulos, ¡vamos a ello!

¿Qué es la formación programada por las empresas?

La formación programada por las empresas es un conjunto de acciones de capacitación y aprendizaje organizadas por las empresas para sus empleados. Este tipo de formación permite a las empresas mejorar las habilidades y competencias de su personal para que puedan adaptarse mejor a las exigencias del mercado y contribuir al éxito de la organización.

Base legal de la formación programada

La normativa que regula la formación programada por las empresas en España se encuentra principalmente en el Real Decreto 694/2017, que desarrolla la Ley 30/2015. Esta ley establece el sistema de formación profesional para el empleo en el ámbito laboral, marcando así las pautas y requisitos que deben seguir las empresas para llevar a cabo esta formación.

Requisitos de las empresas para la formación programada

Las empresas que deseen programar formación para sus empleados deben cumplir con una serie de requisitos básicos. Entre ellos se encuentran registrar las acciones formativas en la aplicación telemática de FUNDAE y asegurar que las formaciones sean realizables y estén alineadas con las necesidades del negocio.

Duración y calendario de las acciones formativas

La normativa establece que las acciones formativas deben tener una duración mínima de, generalmente, 2 horas. Además, estas formaciones deben realizarse dentro de un calendario previamente establecido y comunicado, tanto a los empleados como a los órganos pertinentes.

Costes y financiación de la formación

Uno de los aspectos más interesantes de la formación programada es la posibilidad de bonificar los costes. Las empresas pueden financiar estas formaciones a través del crédito formativo, el cual se calcula en función de las cotizaciones por formación profesional que hayan realizado durante el año anterior.

Justificación y control de las acciones formativas

Para beneficiarse de la financiación, las empresas deben justificar correctamente las acciones formativas, presentando toda la documentación necesaria. Además, existen mecanismos de control y auditoría por parte de la Administración para garantizar que las formaciones se llevan a cabo según lo previsto.

Sistema de bonificaciones

Las empresas pueden aplicar bonificaciones a las cotizaciones a la Seguridad Social como medida para incentivar la formación. Es importante conocer bien cómo funciona este sistema de bonificaciones y cuáles son los límites anuales para no cometer errores que puedan generar sanciones.

Derechos y obligaciones de los trabajadores

Los trabajadores también tienen derechos y obligaciones en relación a la formación programada. Tienen derecho a recibir formación relacionada con su puesto de trabajo y a ser informados sobre las acciones formativas disponibles. Al mismo tiempo, deben asistir a las formaciones y aprovecharlas al máximo.

El papel de los sindicatos y la representación de los trabajadores

Los sindicatos y representantes de los trabajadores juegan un papel importante en la formación programada. Tienen el derecho de ser informados y consultados sobre las acciones formativas y pueden participar en el desarrollo y seguimiento de estas actividades.

Impacto de la formación en la empresa

La formación programada no solo beneficia a los trabajadores, sino también a la empresa. Mejora la productividad, la competitividad y la capacidad de adaptación al cambio. Una fuerza laboral bien formada es una de las mayores ventajas competitivas que una empresa puede tener.

Errores comunes y cómo evitarlos

Uno de los errores más comunes es no planificar adecuadamente la formación o no seguir la normativa al pie de la letra. Para evitar estos problemas, es crucial contar con un buen asesoramiento y un seguimiento continuo de las acciones formativas.

Conclusión

Espero que esta información te haya sido útil y te ayude a entender mejor la importancia y los requisitos de la formación programada por las empresas. Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento, no dudes en ponerte en contacto conmigo. ¡Estoy aquí para ayudarte a llevar tu empresa al siguiente nivel!

Tabla de contenidos

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola
¿En qué puedo ayudarte?